Pablo Alborán sale del armario y deja 7 aprendizajes de comunicación

Pablo Alborán lanzó hace poco más de un mes un vídeo a sus redes sociales que no dejó indiferente a la comunidad de Internet. Este acumula ya más de ocho millones de visitas en Instagram y ha provocado todo tipo de reacciones, aunque la amplia mayoría, bastante positivas. En este vídeo, de poco más de tres minutos de duración, el cantante confiesa por primera vez de forma abierta que es homosexual. Me gustó mucho, no sólo por el contenido, que de por sí es muy importante y puede llegar a ayudar a muchísimas personas; sino porque además es un buen ejemplo de cómo elaborar un mensaje claro y contundente, pero también cercano y emocionante.

La primera reflexión que me vino a la cabeza fue cómo tuvo que ser todo ese proceso previo a la grabación. Cómo eligió qué palabras usar, qué canal usaría o si hubieron muchos nervios de por medio. Este es un procedimiento que todos hemos vivido alguna vez: desde una reunión de trabajo, a una presentación de clase o una conversación importante. Y creo que el vídeo de Pablo contiene algunas enseñanzas de comunicación muy útiles que nos pueden ayudar cuando grabemos o preparemos mensajes o discursos de este estilo.

La mirada

Para empezar, echemos un vistazo a un par de aspectos formales de la intervención. En primer lugar, la mirada. La mirada de Pablo Alborán transmite mucha serenidad. Tiene un muy buen control de la misma, sin ningún miedo a mirar directamente a la cámara, ya que en este caso es la forma de dirigirse directamente a su público. En ocasiones se desvía cuando reflexiona o intenta recordar algo, pero siempre vuelve rápidamente. Especialmente las partes más importantes del discurso las narra lanzando una mirada fija al objetivo, casi sin pestañear.

Los silencios

A continuación hablaremos de los silencios. Hay que saber darles un buen uso, ya que las pausas son las formas más económicas de causar seguridad y confianza en discurso, y eso Pablo lo tiene totalmente dominado, no les tiene ningún miedo. Puede dejar incluso varios segundos entre frases, sin caer en muletillas. En ocasiones también utiliza los silencios para enfatizar ciertas frases concretas o una parte de las mismas.

La estructura

Proseguiremos con la estructura. Podemos notar fácilmente que el discurso no ha sido improvisado, ya que se construye sobre una estructura muy clara que hace que el mensaje se entienda de manera muy fácil. Podemos concluir sin demasiado esfuerzo que existe una división del discurso en cinco partes:

  • Introducción: En ella se expone el contexto. Pablo esgrime dos ideas: por un lado, habla de la situación actual del mundo, y por otro lado de dos conceptos que serán clave a lo largo del discurso: el amor y el odio.
  • Idea central: El eje principal del discurso, que él es homosexual.
  • Razones: Pablo graba este vídeo por dos razones principales, que pasa a explicar. La primera es que lo hace por él, para ser un poco más feliz. La segunda es que no todo el mundo tiene la suerte de encontrarse en un entorno tan abierto y tolerante como el suyo, y por lo tanto, el mensaje puede llegar a ayudar a muchas personas.
  • Protagonismo de la música: En esta parte, el cantante deja claro que el foco de su trabajo va a ser siempre la música.
  • Cierre: Pablo acaba con un breve agradecimiento y creando expectación por su nueva música.

Si el espectador logra diferenciar estas partes sin dificultad es que se ha logrado el objetivo, y que las ideas se van a retener de forma mucho más sencilla.

El contexto

Por otro lado, no está de más dedicarle un poco más de análisis al contexto. El contexto es muy importante, ya que con él se logran dos objetivos: marcar una base clara sobre la que construir el discurso y conseguir que las personas se identifiquen con el mensaje captando su atención. Para lograrlos, Pablo habla de cosas muy cercanas a los espectadores, como esas noticias agridulces o tiempos inciertos en el que todos nos estamos replanteando nuestras vidas. Logra, con ideas tan cercanas a la realidad, que la persona al otro lado de la pantalla se identifique fácilmente con sus palabras y se encuentre con una buena predisposición a escuchar el resto del discurso. Cuida también el uso de las palabras, evitando aquellos términos que puedan tener connotaciones más agresivas, como pueden ser “salir del armario” o nombrar literalmente al propio coronavirus.

“No pasa nada”

Otro punto interesante de analizar es ese “no pasa nada”. Aquí ocurre algo curioso, y es que la expresión de preocupación que esboza Pablo resulta contradictoria con el mensaje. Es decir, hay una desalineación entre la comunicación verbal y la no verbal, que puede generar en el espectador una falta de seguridad en lo que se expresa. Pero todos entendemos lo que Pablo quiere decir: en realidad sí que ocurre algo, ya que hay personas que aún discriminan por este motivo, pero lo que se quiere decir es que, efectivamente, no debería pasar nada.

El negativo

Llegados a este punto vemos lo importante que es tener cuidado con el uso del negativo, ya que nos puede llevar a evocar una imagen que no queremos. El cerebro funciona procesando imágenes desde las ideas. Un claro ejemplo es cuando alguien nos dice: “no te imagines un camión rosa”. ¿A que ya lo has visto en tu cabeza incluso sin quererlo?

Entonación y velocidad

Ahora pasaremos a la entonación y la velocidad. Pablo juega mucho con ambas, expresándose a veces más rápido o incluso titubeando en ocasiones, a pesar de ser un discurso preparado. A través de estas herramientas, consigue transmitir mucha naturalidad y cercanía. Otra manera de transmitir frescura es entonando algunas frases terminando arriba en vez de abajo, quitándoles solemnidad.

El ‘mood’

Por último, hablaremos del mood, es decir, el estado de ánimo, la emoción desde la que se lanza el mensaje. Esto es algo sencillo de percibir: ¿tú qué has sentido al ver el vídeo? Yo bastante cercanía, pero también solemnidad y quizá algo de timidez y tristeza, lo cual contrasta con otros discursos LGTB que pueden tener un tono más reivindicativo. Es notable que se trata de un tema que le afecta mucho personalmente. Algunas de las formas que tiene de trasmitir estas sensaciones son la postura, en este caso de lado, algo encorvado hacia delante…, el ritmo tranquilo o las pocas sonrisas que esboza a lo largo del discurso, en momentos muy concretos. También, a través de ciertos microgestos, podemos ver cómo se siente el cantante, o lo que quiere transmitir, y hasta cierto punto es difícil saber cuáles de estas cosas son buscadas a conciencia o, sin embargo, son naturales.

El mood que transmitimos es algo que se puede trabajar. Si adoptamos una postura adecuada ya nos expresamos de una determinada manera y logramos un efecto en quien nos ve. Por ejemplo, si queremos transmitir alegría a través de una sonrisa y en cierta manera nos forzamos a hacerlo, es muy posible que consigamos que algo que al principio era artificial se convierta en algo real, es decir, que podemos llegar a conseguir sentirnos así a través de tratar de transmitirlo. Esto es algo que se utiliza mucho para trabajar los nervios a la hora de hablar en público.

Y más cosas que nos gustaría saber…

Tras este análisis, se me ocurren muchas preguntas que le haría a Pablo Alborán sobre su discurso. ¿Cómo lo preparo? ¿Cuánto tiempo le dedicó? ¿Cuántas veces lo ensayó? ¿Lo escribió entero, o sólo se hizo un esquema? ¿Lo estaba leyendo a la vez que se grababa? ¿Hizo muchas repeticiones? ¿Qué nivel de nervios manejaba? ¿En quién pensaba, a qué público se estaba enfocando? ¿Qué emoción sentía?

Mientras tanto, espero que esto os haya servido para ser más conscientes de la importancia de la mirada, de la sonrisa, del manejo estructura, el contexto, la elección determinadas palabras, a tener cuidado con el negativo y a gestionar la emoción y la energía con la que se afrontan los discursos.

Y a Pablo, muchas felicidades y gracias por haber sido tan valiente y generoso y hacer esta declaración tan poco fácil, pero tan necesaria y que seguro ayudará a muchísimas personas que aún sufren con este tema.

📝☕ Últimos post

⏰🙋🏼‍♂️#NEWSLETTER

Mantente al día de mis novedades…